Medidas para las empresas ante la crisis del coronavirus

 

Ante la crisis del coronavirus en España, es lógico que tanto las empresas como los trabajadores se pregunten de qué manera puede afectarles. Por ello a continuación expondremos las medidas preventivas que deben tomar las empresas para minimizar el impacto del virus COVID-19.

Lo que sí podemos afirmar es que, salvo ciertos sectores muy concretos, la mayor parte de empresas ya sean pequeñas, grandes o medianas se pueden ver afectadas de forma negativa debido a esta crisis.

Existen varios tipos de medidas que una entidad debe empezar a adoptar: medidas preventivas de salubridad de los empleados de la empresa, medidas económicas, tributarias y laborales.

 En relación con las medidas sobre la salud de los trabajadores, se deberá informar a todo el personal de las instrucciones de las autoridades sanitarias.

Por ello, y siguiendo las instrucciones publicadas hasta la fecha, desde Ruiz & Asociados hemos creado una GUÍA GENERAL para que todas las empresas la pongan a disposición de sus empleados con las medidas preventivas recomendadas, que se puede descargar en el siguiente enlace:

 

Guía para la prevención del coronavirus en tu empresa

Medidas adoptadas por el Gobierno hasta le fecha

A continuación, expondremos los puntos claves de las medidas que ha adoptado el Gobierno para amortiguar el impacto negativo en las empresas:

Medidas Fiscales

  • En cuanto al ámbito Tributario Estatal, el Gobierno de momento ha adoptado la acertada medida de otorgar aplazamientos y fraccionamientos de las próximas obligaciones tributarias en un plazo máximo de seis meses sin intereses en los 3 primeros, desde el día 13 de Marzo hasta el 30 de Mayo. Siempre y cuando el volumen de operaciones de la empresa en el año 2019 no sea superior a 6.010.121,04€. Con ello se busca mitigar el impacto en PYMES y autónomos. El aplazamiento se concederá previa solicitud, sin necesidad de aportar garantías y hasta un máximo de 30.000€.
  • Se permite también (lo cual hasta ahora no era posible) el aplazamiento de retenciones, ingresos a cuenta, pagos fraccionados e IVA.
  • Suspensión de plazos en el ámbito tributario. Desde el día 17 de marzo hasta el 30 de abril se entienden suspendidos los plazos tributarios. Si bien, no queda suspendidos los plazos de presentación de las obligaciones tributarias. Es decir, los modelos trimestrales de IVA, IRPF… debemos seguir presentándolos en su fecha habitual. Ahora bien, plazos para contestar requerimientos, solicitudes de información… se entienden interrumpidos de la siguiente manera:
  1.    -Si la notificación del requerimiento se ha producido antes del 18 de marzo pero su plazo para responder vence posteriormente, tendremos para contestarlo hasta el 30 de abril.
  2.    -En el caso de que la notificación del requerimiento se produzca a partir del 18 de marzo, el plazo se amplia hasta el día 20 de mayo.

En el caso de plazos tributarios de pago de liquidaciones practicadas por parte de la administración o deudas que se encuentren en apremio, la situación actual es la siguiente:

  1.    -Si el plazo para el pago de la deuda no ha concluido a fecha 18 de marzo, se amplia hasta el 30 de abril.
  2.    -Si la notificación del pago de la deuda se realiza con posterioridad al 18 de marzo, se amplia su pago hasta el 20 de mayo.

En cuanto a las figuras de la prescripción y la caducidad también deben entenderse suspendidas por los plazos mencionados.

Medidas Laborales

  • Respecto a las medidas laborales y de Seguridad Social, se ha aprobado el Real Decreto Ley 6/2020 en el que se establece que los trabajadores que se encuentren en periodos de “cuarentena” o trabajadores en situación de aislamiento se encontraran equiparados a la situación de accidente de trabajo recibiendo el 75% de la base reguladora desde el día siguiente al de la baja laboral, exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal del sistema de Seguridad Social.
  • Para casos de cierres temporales de empresa por esta causa de fuerza mayor, las empresas que cumplan los requisitos para ello podrán hacer uso de lo establecido en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores. Es decir, llevar a cabo un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). Con ello, se podrán suspender los contratos de los trabajadores por el tiempo que dure esta causa. Así, estos trabajadores seguirán mantenidos de alta y podrán seguir cotizando. Este procedimiento ha sido modificado por el artículo 22 del Real Decreto 8/2020 de 17 de marzo. En el mismo, se establece una agilización de la tramitación del expediente debido al gran número de ERTES que se van a tramitar. Mientras dure la situación de suspensión del contrato o reducción de jornada por causa mayor, las PYMES y autónomos estarán exoneradas de abonar las cuotas por de Seguridad Social. En el caso de empresas con más de 50 trabajadores la exoneración alcanzará al 75% de las cuotas.
  • En el caso de que la empresa afectada por alguna de las causas , productivas, organizativas o técnicas no procediese a la comunicación de un expediente de regulación de empleo pero igualmente paralizarse su actividad, resultaría de aplicación lo previsto en el artículo 30 ET, de manera que la persona trabajadora conservará el derecho a su salario.
  • Asimismo, se ha previsto una prestación extraordinaria por cese de actividad. Los beneficiarios de está prestación serán trabajadores por cuenta propia o autónomos cuyas actividades han quedado suspendidas o cuando su facturación se haya reducido en un 75% en comparación con el semestre anterior. Esta prestación estará vigente el tiempo que dure el estado de alarma.

Medidas Económicas

  • Además se lanzará una línea  ICO dotada de 400 millones de euros con crédito para empresas y autónomos del sector del transporte, turismo y hostelería. También puedes ser beneficiarias empresas de mayor tamaño siempre que cumplan con los requisitos establecidos en el Real Decreto 8/2020.
  • Moratoria en el pago de la hipoteca referente a la vivienda habitual: Con esta medida se consigue suspender el pago de la deuda hipotecaria durante el tiempo que dure la situación a la que nos encontramos. Los beneficiarios de esta medida son aquellos deudores que se encuentren en los supuestos de vulnerabilidad económica establecidos en el RD así como a los Fiadores y avalistas del deudor principal, respecto de su vivienda habitual.

Medidas Mercantiles

  • Modificación de las condiciones de celebración de los órganos de administración. Las juntas de los órganos de gobierno se podrán llevar a cabo por medio de videoconferencia.  Los acuerdos alcanzados se podrán llevar a votación por escrito.
  • El plazo para la formulación y aprobación de cuentas anuales queda suspendido hasta que finalice el estado de alarma. Una vez que finalice este estado, se reanudará el plazo por otros tres meses. De este modo, se retrasará el plazo de aprobación de las cuentas anuales y su depósito.-.
  • En el caso de empresas que se encuentren en causa de disolución, se suspende el plazo legal de convocatoria por el órgano de administración de la junta general para adoptar el acuerdo de disolución de la sociedad o en el caso los acuerdos necesarios para salir de dicha causa de disolución.
  • En cuanto al derecho de separación de los socios, estos no podrán ejercerlos, aún exista causa legal para ello. Dicha suspensión estará vigente el tiempo que dure el estado de alarma.
  • En el ámbito concursal, se establece una moratoria por el tiempo que dure el estado de alarma, de declarar concurso de acreedores

Si bien, esto requiere cumplir con una serie de garantías legales. Por ello, es imprescindible que todas las empresas, tanto PYMES como autónomos se encuentren bien asesorados jurídica, laboral y fiscalmente. Si tiene cualquier duda en esta materia, contacte con nosotros y estaremos encantados de ayudarle.-

Entrada actualizada a fecha 18 de marzo de 2020.